SÚMATE:

Sé parte de Wekimün Chilkatuwe.

A medida que el proyecto Wekimün avanza, surgirán muchas oportunidades en diferentes rubros para quienes deseen participar en el proyecto como voluntarios. Si bien las oportunidades irán surgiendo a base a las necesidades de las comunidades, todos los potenciales voluntarios deberán satisfacer los siguientes requisitos:

 

  • Ser de nacionalidad canadiense o residentes permanentes en Canadá.
  • Tener muy buena competencia - oral y de comprensión - del idioma español.
  • Estar disponibles para permanecer en Chiloé hasta tres meses consecutivos.
  • Tener experiencia internacional.
  • Poseer sensibilidad cultural.
  • Poseer gran interés en la cultura, la educación y el desarrollo comunitario.

 

¿Estás interesado/a? Todos los futuros candidatos a voluntarios deberán enviar su currículum vitae, incluyendo una carta de presentación explicando su interés en el Proyecto Wekimün a la gerente del proyecto Ms. Debbie MacDonald, al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Rhyanne Beatty | Voluntaria proyecto Wekimün 2014 

 

TESTIMONIO

MICHAEL MOONEY

Enero, 2013.- "Salí de Charlottetown para la Isla de Chiloé en Chile a emprender mi aventura de voluntario en el proyecto Wekimün, dejando el frío y dirigiéndome al verano.

Pasé ocho horas en Santiago antes de tomar el autobús a Chiloé, donde fui recibido en la estación de autobuses de Castro por Manuel, codirector de la escuela.

Cuando comencé a trabajar en Natri Bajo estuve trabajando con un carpintero llamado Alfonso, formando un compañerismo que en su momento se convirtió también en una amistad.

Alfonso me enseñó cómo se hacen muchas de las cosas en la Isla y yo le mostré algunos de mis trucos de carpintería canadiense. En el lugar, había también un equipo de carpinteros locales contratados para hacer ciertas partes de la nueva construcción, una vez que Alfonso y yo hayamos terminado la demolición y limpieza de la parte vieja del recinto.

Me alojé por tres meses y medio como voluntario y forjé amistades con otros miembros del equipo. Mientras me preparaba para partir hacia otros lugares les deseé a todos un maravilloso y buen año por venir, prometiéndoles que iba a hacer mi mejor esfuerzo por regresar".

“La Escuela Wekimün podría transformarse en una propuesta trascendente para evitar la desaparición de las comunidades indígenas”.